Literatura: conexión de la filosofía con la literatura


La literatura o experiencia literaria nos demuestra que se pueden expresar los sentimientos, que los sentimientos explican más el mundo y la vida que las razones.

El desprecio de la literatura por el filósofo profesional

Si la filosofía no lo hace es más que por incapacidad (que también) por decisión. Porque el filósofo tradicional cree que eso es bajar el nivel, que es sensiblería y no toca en su filosofía, que acaba siendo la historia de un error. Pues con su renuncia a la filosofía de los sentimientos su pensamiento se hace sistema racional, irreal y falso, un invento abstracto que supone una pérdida de tiempo muy frecuente en la torre de marfil de los teóricos absurdos.

La conexión entre la literatura y la filosofía es muy importante para la renovación de la filosofía actual. Las posibilidades creadoras de la filosofía aumentan exponencialmente en la medida en que explote las posibilidades de una influencia desde el mundo literario.

Lo mismo digo para los escritores literarios. Mejorarían mucho su escritura si incrementan su interés por las cuestiones filosóficas.

La creación de la literatura

Los mecanismos de la creación literaria son distintos de los mecanismos de la creación filosófica. El campo de la imaginación es muy importante en la literatura. Los textos literarios más que crearse se inventan. El filósofo tiene una mente más conceptual, más racional. El escritor (me refiero al novelista, al poeta…) una mente más imaginativa, creadora, narradora,… Pero ambos escriben sobre el hombre y su vida, uno de una forma más analítica, el otro de una forma más entretenida y seductora. Tómese lo dicho como algo general.

Es mucho lo que puede ayudar al filósofo la lectura de clásicos de la literatura universal.  Se trata de ver cómo asuntos de su interés son tratados por unos genios sin decir que están tratándolos, sino a medida que transcurre un relato, o en un poema. Vila-Matas, Kundera, Melville, Dostoievski, Benedetti… pueden ayudar mucho al filósofo creador. Aparte, el filósofo puede mejorar un poco su estilo leyendo un poquito de literatura; pues es verdad, que escribimos pensando que lo importante es el fondo, y descuidamos mucho las formas de expresión.

literatura y salud
La literatura mejora tu salud mental

Ciertamente  que no se trata de que cada uno pierda su especialidad dominante. Sino de que la enriquezca con una mejor forma en el caso del filósofo, o con mayor profundidad y pensamiento en el caso del literato o escritor.

Literatura y Filosofía son dos universos que conjuntamente pueden experimentar una superación sin igual de los estados actuales de sus respectivas disciplinas.

El universo de la escritura

Sinceramente pienso que el ideal de fusión y simplificación de ambos universos (el filosófico y el literario), en uno solo, el universo de la escritura, del pensamiento con palabras, o de las palabras con pensamiento es el futuro más idóneo. La resistencia de los académicos a mantenerse separados, es  comprensible, por razones de índole económica; pero haría muy bien cada cual en estimularse leyendo lo escrito por los miembros del otro ámbito intelectual. Eso lo he practicado yo mismo, y he experimentado un aumento notable de mi inspiración creadora.