¿Qué es un texto? Puede que un mundo


Lo que la tradición filosófica nos hace llegar es un texto (infinito si quieres) compuesto de muchos textos y nuestro reto no es otro que saber leer inmersos en esa pluralidad de diferentes escrituras.

Todo es texto

En mi filosofía de las conexiones texto será cualquier cosas susceptible de transmitir un significado, susceptible de inspirarme o decirme algo: un libro, una película, un espectáculo deportivo, un sueño, una pesadilla, una situación, un estado anímico, una experiencia estética, una desgracia,…

Somos lenguaje

En un libro hay texto. Pero texto es el resultado de cualquier intento de expresión. Todo es texto. El mundo es un texto gigante. La pintura es texto.
En un libro hay texto. Pero texto es el resultado de cualquier intento de expresión. Todo es texto. El mundo es un texto gigante. La pintura es texto.

Diferentes formas de expresar. Todas válidas.

Hay obras literarias creadas desde obras visuales, es decir, hay escritores creadores que han escrito pinturas, del mismo modo que ha habido artistas creadores que han pintado textos.

Profundizando en las écfrasis

Los textos que surgen a partir de obras de arte visuales reciben el nombre de écfrasis (Umberto Eco lo dijo en 2003, que «cuando un texto verbal describe una obra de arte visual, la tradición clásica habla de écfrasis»). En estos textos las imágenes se transforman en palabras, el lenguaje visual se transmuta en lenguaje verbal.

El elemento clave de la écfrasis es la interpretación. Una pintura u obra de arte se convierte en tantos textos como miradas se fijen en él. En el acto de escribir, cada estritor (ya sea poeta, novelista, filósofo, o estudiante) selecciona, reorganiza, jerarquiza, en una palabra resignifica.

Los estrechos y encerrados en su disciplina ven la ecfrasis del poeta que escribe en conexión con una pintura, su poesía, como un elemento parasitario de la pintura. Los abiertos y deconstructores, que practican las conexiones, donde no hay fronteras entre las disciplinas que atraviesan, valoran esa práctica como valiente y dicen que la ecfrasis enriquece a la poesía.

Ejemplos de écfrasis

Henri Rousseau

El pintor Henri Rousseau presenta la pintura El sueño en 1910, junto a un poema, también de su autoría para «explicar» la obra pictórica. El poema es el siguiente:

“Yadwigha en un bello sueño
habiendo caído dulcemente,
oía el son de una chirimía
que tocaba un encantador bienintencionado.
Mientras la luna refleja
en los ríos los árboles que verdean,
las fieras serpientes escuchan
las alegres tonadas del instrumento”.

Estaríamos ante un écfrasis hecha por un pintor que escribe para explicar su pintura.

La Ilíada

En La Ilíada, en el canto XVIII, se relata qué tipo de relieves labró Hefesto en el escudo de Aquiles.

La plasticidad de las descripciones, sin embargo, no poseen un referente externo al texto. Es decir que el escudo de Aquiles no existe, como sí la pinturas de Henri Rousseau antes vista.

Así tenemos 2 tipos de écfrasis:

  • aquellas en las que el objeto artístico no posee una existencia fuera de la ficción
  • las  que sí poseen un referente al cual podemos acudir en la realidad.

 

Derrida deconstruye mediante écfrasis

Derrida, un pensador de los márgenes, sin cánones impuestos, experimental, escribe desde sus incursiones  en el arte (pintura y arquitectura). Hace écfrasis de pinturas y arquitecturas que no son suyas. Se produce novedad y un enorme enriquecimiento interdisciplinar.  En sus textos relacionados con el arte se da una interconexión de códigos, de lo pictórico o escultórico con lo verbal. Así, tanto la ficción narrativa como la plástica, se modifican mutuamente.

Carlos Fuentes y su literatura

En Los años con Laura Díaz, Carlos Fuentes comienza con una ecfrasis, describiendo un mural de Diego Rivera, que le sirve para introducir a su personaje, Laura Díaz, que  existe en el interior del mural, como una figura pintada por Rivera. La conexión con la pintura le sirve a Fuentes como inspiración de su novela.

La productividad y riqueza de las conexiones entre estos dos tipos arte es infinita. Así, la pintura es escritura, y la escritura es pintura: Todo es texto.

No piensen de forma reduccionista y cerrada en un texto como palabras escritas en un papel. El escrito ha de verse como una de tantas formas de significar: ya sea con palabras, ya sea con fotografía, ya sea con pintura, ya sea…

Mi visualización del superhombre de Nietzsche

Cuando leo el Zaratustra de Nietzsche y otras de sus obras, siempre, mi mente hace una asociación o conexión de de esa palabra con una pintura.

Es la pintura titulada Caminante sobre mar de nubes de Caspar David Friedrich. En el enlace puedes ver una interesante explicación de esta obra. Comienza con una asociación de la misma con una cita del magistal Schopenhauer y su Mundo como voluntad y representación. El comienzo es para enmarcar igual que la obra de C.D. Friedrich. Dice así: “El mundo es mi representación”

“El mundo es mi representación” #Schopenhauer Clic para tuitear

Dos formas de vida en dos mundos posibles

Todo significante está ahí para ser interpretado, para ser leído y pensado, para ser reformulado. Quién responde a la llamada de los significantes vive en un mundo textual, donde cada texto o cita (del tipo que sea, escrito o visual, real o ficción…) ayuda a su pensar. Quien vive al margen de esta actividad de pensar renuncia a ser hombre y vive solo como robot de consumo.